Cachorros huérfanos

 

Los Dres. Foster & Smith Inc.

Traducido por Tatiana Bazhal

Los cachorros son por lo general huérfanos cuando la madre no es capaz de cuidar adecuadamente de sus cachorros.

Esto puede ser porque ella no puede producir leche (una condición llamada agalactia) o porque tiene alteraciones de conducta o psicológicos, que le impiden el cuidado adecuado de sus cachorros. En casos raros, la madre puede en realidad no estar presente debido a la muerte, lesiones o complicaciones derivadas de un parto difícil. Algunos cachorros pueden tener ya varias semanas de edad antes de que su madre se vuelva incapaz de cuidar de ellos.

El éxito de la cría de cachorros huérfanos de madre requiere un horario regular para la alimentación adecuada, la eliminación, los juegos y que ellos puedan dormir todos en un ambiente seguro y saludable.

Los principios de criar a un cachorro huérfano no son significativamente diferentes de los de sacar adelante una camada entera de huérfanos. En la mayoría de los casos, una camada entera queda en la orfandad en lugar de un único cachorro. Sacar adelante una camada de huérfanos en la total ausencia de su madre lleva mucho tiempo, pero es gratificante. Es muy posible sacar adelante una camada entera desde su nacimiento con la misma tasa de éxito que tendría la madre con su cuidado natural.

Para poder sacar adelante una camada de huérfanos debe considerar:

1. Nutrición y destete

2. Saneamiento

3. Temperatura y humedad

4. Prevención de enfermedades

5. Crianza y socialización

Cachorros saludables son gordos y firmes, calentitos, tranquilos, y duermen la mayor parte del tiempo. Cachorros no saludables tienen un tono muscular pobre, niveles iniciales de actividad elevados, y lloran mucho. Si no les ayuda, se vuelven débiles, tranquilos, y entraran en estado de coma.

La nutrición y destete

Si es posible, permita a los cachorros mamar de la perra en las primeras 12 horas para permitir la ingestión de calostro. Los cachorros son capaces de absorber los anticuerpos del calostro sólo durante las primeras 24 horas de su vida. Si la perra continua permitiendo a los cachorros a mamar mientras permanecerá inmóvil, quitará parte de la carga de trabajo de criador. Ella puede decidir en pocos días si está dispuesta a cuidar de ellos y asimismo eliminar esta carga del criador.

El suministro de una nutrición adecuada es siempre una preocupación para poder sacar adelante a los cachorros. Si la perra no es capaz de amamantar y cuidar a los cachorros, tendrían que ser alimentados vía el biberón o el tubo de alimentación (sonda). Biberones para cachorros están disponibles a la venta y son el método preferido de alimentación.

Sonda de alimentación es mas complicada de usar y es mejor dejar a los cuidadores entrenados. La sonda puede pasar por accidente a los pulmones y causar asfixia mientras se administra el alimento. La alimentación por sonda, aunque arriesgada, se justifica en los cachorros que no están amamantados adecuadamente. Algunos criadores de perros se han convertido en expertos en alimentación por sonda y prefieren este método, ya que permite saber exactamente cuánto alimento ha recibido cada cachorro. Para la mayoría de los casos, sin embargo, se recomienda la alimentación con biberón.

Hay que alimentar a un cachorro, mientras esta tumbado boca bajo y no boca arriba como es el caso de los bebés humanos.

Sustituto de emergencia de la leche para cachorro
1 taza de leche entera (de vaca o de cabra)
1 pizca de sal de mesa
3 yemas de huevo – sin claras
1 cucharada de aceite de maíz
1 / 4 de cucharadita de vitaminas líquidas

Fórmulas de leche para cachorros están disponibles a la venta y son nutricionalmente equilibradas y satisfacen las necesidades de los cachorros huérfanos. También están disponibles las recetas caseras para elaborar la fórmula de leche. Estas no son perfectamente equilibradas nutricionalmente, pero serán suficientes para varios días hasta que se pueda obtener la fórmula comercial. Esbilac y Puppylac son bien conocidos como los sustitutos de leche para cachorro.

No se puede sustituir la leche de vaca o leche de cabra por el sustituto de leche para cachorro de alta calidad. Ellos no son equivalentes. No alimente a los cachorros con las claras de huevo crudo ya que pueden causar la deficiencia de biotina debido a la presencia de una enzima en la clara del huevo. La enzima se destruye con la cocción.
La miel puede contener bacterias, que pueden ser fatales para los cachorros.
Ya sea mediante una fórmula comercial o de fabricación casera, sólo prepare lo suficiente leche para 1 día de alimentación y guárdelo en el refrigerador. Entre las comidas lave y seque los biberones, los chupones o la sonda de alimentación a fondo. Caliente el sustituto de la leche de cachorro en una cacerola en baño maría hasta los 36,7-37,8 º C antes de alimentar.

Los cachorros necesitan eructar durante y después de cada comida. Manténgalos en posición vertical o sobre el hombro y déles unas palmaditas en la espalda.

Biberón o la sonda de alimentación debe usarse con mucho cuidado para evitar la aspiración del suplemento y como la consecuencia la neumonía por aspiración o ahogamiento. Sustituye 2-3 alimentaciones al día vía sonda por la alimentación con biberón para ayudar a los cachorros a satisfacer su reflejo de succión. Esto debería ayudar a disminuir la tendencia de los cachorros de succionar el uno al otro causando úlceras en la piel.

Las primeras 48-72 horas, deben ser alimentados cada 2 horas. Durante el resto de la primera semana, deben ser alimentados cada 3 horas durante el día y cada 4 horas durante la noche. La segunda semana, la alimentación debe ser cada 4 horas durante el día con un tramo de 6 horas durante la noche. En la tercera semana, debe iniciar alimentación del cachorro con la papilla 3 veces al día y debe continuar dándole biberón.

Prepare el puré para cachorros poniendo 2 tazas de alimento seco para cachorros de alta calidad en una licuadora con 400 gr de líquido sustituto de leche de perra y llene el resto de la licuadora con agua caliente. Triture todo hasta la consistencia de puré de cereal para los bebés humanos. (Esto puede alimentar 6-8 cachorros de una raza de tamaño mediano.)

En la cuarta semana, alimentación con la papilla debe alimentar hasta 4-5 veces al día y la cantidad de la alimentación con biberón puede reducirse lentamente. La toma de por la noche puede ser reducida o eliminada. Los cachorros pueden comer los alimentos sólidos con 6 semanas de edad.

Ingesta calórica recomendada
Semana calorías por 450gr / día
1 60-69
2 70-79
3 80-89
4 + 90-100

Divida las necesidades calóricos del cachorro necesarias para su edad en 6-12 tomas. Calculando por cada 1/8 de onzas (aprox. 230 gr) cachorro debe consumir alrededor de 30 ml (una onza) de fórmula en un período de 24 horas. La mayoría de las fórmulas de leche contienen aproximadamente 60 calorías por onza (30 ml) de la fórmula, por lo tanto por cada 1/8 de onzas (aprox. 230 gr) cachorro consumirá alrededor de 30 calorías en un período de 24 horas.

Esta es solo una guía y siempre es mejor suministrar el alimento en menores cantidades con más frecuencia que en grandes cantidades y a la vez. Si los cachorros no están ganando peso, necesitan más alimento. Si los cachorros desarrollan diarrea, eso significa que pueden ser sobrealimentados. Pese cada cachorro a la misma hora cada día o por lo menos una vez al día durante los primeros 10 días. Luego 3-4 veces a la semana durante otros 10 días. La falta de aumento de peso es a menudo el primer signo de enfermedad en los cachorros.

Saneamiento

Un cachorro recién nacido es incapaz de orinar o defecar por sí mismo. Le falta el control muscular necesario para realizar estas funciones. Un cachorro debe estimularse para orinar y defecar. Esta función se realiza normalmente por la madre de los cachorros. Sus arreglos o lamidos de la zona anal del cachorro le estimulará a orinar y defecar.

Cachorros huérfanos deben ser estimulados manualmente por el dueño para permitir la micción y la defecación. El cachorro debe estimularse después de cada alimentación. Afortunadamente, esto es fácil. Una bola de algodón o una gasa muy suave funcionan bien. Humedécelo con agua tibia y frote suavemente la zona anal y genital del cachorro. Dentro de uno o dos minutos el cachorro ha de orinar y / o defecar. Algunos cachorros responderán mejor antes de comer, mientras que otros responderán mejor después de comer. Pruebe a hacer las dos cosas con el fin de mantener a los cachorros más saludables. Mantenga un registro de cuando cada cachorro orina y defeca. Cachorros tendrán que ser estimulados de esta manera hasta que fortalecen sus músculos de la vejiga y del intestino, por lo general hasta 21 días de edad.

Mayoría de los cachorros eliminaran por sí solos con tres semanas de edad.
Limpie el cachorro y ya está hasta la siguiente toma.

Observar la orina y las heces en busca de signos de enfermedad. La orina debe ser de un color amarillo pálido o claro. Si es amarillo oscuro o naranja, el cachorro no se alimenta lo suficiente. No le alimente con más cantidad en una toma sino que aliméntele con más frecuencia. La materia fecal debe ser de un color pálido a marrón oscuro y parcialmente con forma. Heces de color verde indican una infección, y los heces demasiado duros indican que la fórmula de leche no es suficiente. De nuevo, si las heces son duras, hay que alimentar al cachorro con más frecuencia en lugar de aumentar la cantidad de fórmula por toma.
Es posible alimentar a un cachorro demasiado, pero no por demasiado a menudo. Mucha comida causa hinchazón, gas, regurgitación y ya veces aspiración en los pulmones.

Temperatura y la humedad

Para mantener la salud, los cachorros deben mantenerse a la temperatura de ambiente adecuada. Los cachorros no pueden conservar el calor corporal o tener los escalofríos para crear el calor. El suministro de fuentes de calor artificial como una incubadora, una lámpara de calor, un recipiente de agua caliente o una manta eléctrica ayudará a los cachorros permanecer en la temperatura corporal correcta. Independientemente de la fuente de calor, es muy importante que no se sobrecaliente o que no se queme a los cachorros. Mantenga un termómetro de casa en la zona del cachorro para controlar la temperatura.

Una simple bombilla de 25 vatios de luz suspendida sobre un extremo de una caja donde se encuentra el cachorro por lo general le suministra el calor suficiente. Mantenga un termómetro de habitación bajo la fuente de luz para controlar la temperatura. Las mantas de calor deben ser supervisados de cerca si se utilizan, porque los cachorros pueden ser demasiado débiles para alejarse de ellos y quemarse. Si va a utilizar una manta de calor, envuelvela en una toalla gruesa o en la piel de oveja para proteger a los cachorros de las quemaduras. Durante la primera semana, la temperatura del ambiente debe mantenerse a 32,2-35ºC y con una humedad relativa de 55-65%. Durante el comienzo de la segunda semana, reducir gradualmente la temperatura hasta los 29,4ºC. Durante la tercera semana, 26,7ºC. Durante la cuarta semana hasta los 24ºC. Más allá de cinco semanas, disminuya la temperatura hasta los 21ºC o hasta la temperatura ambiente normal.

Use el sentido común: si los cachorros están apilados uno encima del otro todo el tiempo están pasando el frío; si los cachorros se esparcen por todos los lados tienen demasiado calor. Si se ponen uno junto al otro, la temperatura está muy bien.

Los cachorros con hipotermia (temperatura corporal baja) se deben calentar lentamente durante 2-3 horas a una temperatura del recién nacido normal de 36 ºC. La temperatura corporal del cachorro debe de ser normal antes de la toma de la comida.
Mantenga la humedad en un rango cómodo para los seres humanos. En una caja de fabricación casera, puede utilizar una toalla humedecida con agua colocándola encima de la caja, esto le ayudará a aumentar la humedad. Nunca guarde a los cachorros en un sótano húmedo o mohoso. Este tipo de estancamiento de la humedad suele ser frío e junto con el moho pueden provocar las infecciones respiratorias. Control de la temperatura es más importante que la humedad.
Los cachorros deben ser mantenidos en una superficie con buena tracción, como una manta bien estirada y puesta firmemente bajo los laterales de la caja donde están los cachorros.

La prevención de enfermedades

Muchos cachorros huérfanos corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades infecciosas como el moquillo y parvo virus. Esto es especialmente cierto para los cachorros que se quedaron huérfanos sin haber recibido ningún tipo de calostro de su madre natural. El calostro, que se produce durante las primeras 24 horas después del parto es especialmente rico en los anticuerpos que protegen al animal contra la enfermedad. El calostro que se consume por los cachorros contiene los anticuerpos que proporcionan la inmunidad contra muchas enfermedades. Los cachorros que no se han amamantado no han recibido el calostro y no tienen una buena inmunidad. Debido a la posible falta de inmunidad, la vacunación de los cachorros es muy importante. Algunos veterinarios pueden recomendar que los cachorros huérfanos se vacunen en una edad más temprana.

Desparasitación regular de los cachorros es recomendada por la Asociación Americana de Parasitólogos Veterinarios (Programa Africano) y por los Centros del Control y de laPrevención de Enfermedades (CDC), y por Companion Animal Parasite Council (CAPC) de la siguiente manera:
Iniciar el tratamiento con 2 semanas de edad, la repetición a las 4, 6 y 8 semanas de edad, y luego poner una vacuna mensual para la prevención del parásito del corazón que también controla los parásitos intestinales. Usando el producto para la prevención del parásito del corazón combinándola con el otro contra el parásito intestinal, y haciendo un ciclo de 1 año, reducirá el riesgo de parásitos. Si no se hace esta combinación, hay que desparasitar el animal contra el gusano a los 2, 4, 6 y 8 semanas de edad y luego mensualmente hasta los 6 meses de edad.

* Dres. Foster y Smith Inc. sugiere a los propietarios de los cachorros recién adquiridos obtener el historial de la desparasitación de su mascota y contactar con su veterinario para determinar si es necesaria la desparasitación adicional.

Crianza y la socialización

Los cachorros necesitan estimulación mental y física. Si están en una camada, se estimulan mutuamente mientras se mueven. Acurrucase con cada cachorro cuando lo despierta para comer y durante un tiempo después de comer. Ellos necesitan la estimulación para salir adelante.
Es importante que el cachorro huérfano tenga la interacción con los miembros de la casa a las 5-6 semanas de edad. Recuerde que todavía es un bebé y debe manejarse con cuidado, pero que debería comenzar a introducir al cachorro en el mundo de los ruidos, nuevas personas y mascotas.

Socialización temprana permitirá que el cachorro se sienta seguro en su propio entorno y ayudará a prevenir muchos problemas en el futuro.

Conclusión

Sacar adelante un cachorro huérfano parece una tarea difícil? No se preocupe hay muchos libros excelentes que le ayudarán obtener información más específica sobre el cuidado de cachorros huérfanos y de atención veterinaria en general. Con un compromiso de tiempo y de cuidado, un poco de sentido común, y alguna información básica, puede ser una experiencia muy positiva. Un perro feliz, joven y sano al que ayudó a salir adelante será una recompensa maravillosa.

Esta traducción no tiene fines comerciales, sino meramente divulgativos del trabajo de Foster&Smith, Inc.;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>